Panoramas Reportajes

Con diversas muestras y música de toda la región se realizó la 4ta versión del festival de la Morilla

El pasado sábado 8 de diciembre se llevó a cabo el Festival de la Morilla realizado en Villa Ortega, que reunió  gastronomía, ciencia, teatro, cine, feria de artesanías y una gran variedad de grupos musicales de la región que llegaron desde Puerto Cisnes y Cochrane.

La actividad tuvo lugar en la cancha de Jineteadas de la localidad y contó con la presencia de cerca de trescientos visitantes tanto de la capital regional como de alrededores, que pudieron disfrutar de la muestra culinaria de productos locales de la zona, ciclo de charlas científicas, enfocadas en la divulgación y gestión de los productos forestales no madereros y la amplia presentación de bandas que hicieron vibrar a todos/as los/as asistentes.

La actividad comenzó con la presentación de la Batucada Raymi Newen, que con su color y fuerza dieron el vamos a la tarde musical; luego fue el turno de la Escuela de Música de Coyhaique, con la presentación de la orquesta infantil a cargo de la profesora Magdalena Rosas; la agrupación Aonikenkeni, que igualmente mostró todo el poder y la danza a cargo de la bailarinas de afro y sus tambores; desde la costa del Baker, el destacado payador, Nicasio Luna; la potente banda femenina Útero Lunático; para luego presentarse desde Rancagua el cantautor, Pablo Silva; la fusión cisnense-coyhaiquina de los talentosos, La Mala Influencia; los contestarios, La Mina Contamina; el espacio de hip hop a cargo de: Tinta Shino y la Negra Porfiá; la banda regional de punk rock, Avizmo, quienes además lanzaron su DVD “Que corran los Mates”, para luego culminar con la banda de metal desde Puerto Cisnes, Aneurisma.

Comunica Sur conversó con una de las organizadoras y parte de “Mi Taller Che” de Villa Ortega, Marcela Aguero, quien destacó que fue una jornada llena de actividades y que fue tremendamente bien evaluada por los organizadores. “La actividad se enmarca en la recolección de la Morilla, este hongo que nace en el bosque Notofagus y que desde ya cerca de cinco años hemos estado trabajando con las recolectoras de Villa Ortega”.

El festival de la Morilla es un encuentro de autogestión que tiene por objetivo principal fortalecer la asociatividad. “No solo llevamos meses organizándolo sino que también, hay un discurso tras el encuentro en este sentido el Festival de la Morilla primero que nada, quiere decir que hay que cuidar los recursos naturales, que hay que proteger esta región, que somos privilegiados”, señaló Aguero.

Según la gestora, la artesanía,  música,  ciencia,  cine,  arte y la política son las herramientas con la que contó el festival en su cuarta versión, y donde la Red Antimineras estuvo presente conscientizando a la comunidad y educando sobre lo que está ocurriendo en la región.
La actividad fue organizada por “Mi taller Che”, la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo , Frente de Artistas Itinerantes del Sur, comunidad de Villa Ortega, colaboradores y voluntarios que llegan desde diversas parte del mundo para hacer posible este mágico y cultural encuentro.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

You may also like